Ugg venta online

Así de felices deben de estar los hijos de Summer Pérez, una instagramer que comparte esterilla no solo con ellos, sino también con su osito de peluche, o Laura Sykora, que ha encontrado en su hija su mejor compañera de fitness y de estilo, ya que hay firmas de moda deportiva como Flexilexi Fitness que cuentan con líneas infantiles para practicar deporte a juego con mamá.Pero la relación entre madre e hijo comienza mucho antes de dar a luz. Ya durante el embarazo las mamás practican deporte con su inseparable compañero. Si bien los ginecólogos recomiendan seguir con una rutina suave si ya hacían antes ejercicio, no recomendando iniciarse durante el periodo de gestación, no ocurre lo mismo con el yoga que, supervisado por una profesional, puede comenzar a practicarse en cualquier momento.

“La practica del yoga durante el embarazo promueve que las glándulas funcionen adecuadamente, esto influencia en el estado emocional y mental, y ayuda a conectar mente y cuerpo, acompañando así los profundos cambios del período de gestación: baja los niveles de estrés, calma el ritmo de la respiración, regula la presión de la sangre…”, nos cuenta Mónica de la Paz, profesora de yoga para embarazadas en The Garage, by Verónica Blume.Pero, ¿y los bebés? ¿Pueden también beneficiarse desde el vientre? Mónica nos lo confirma: “La práctica y conciencia de una respiración profunda y armoniosa por parte de la madre sirve de guía al bebé para respirar una vez salga a la vida extrauterina. Además la vida de la madre y del bebé están completamente vinculadas, así que todo aquello que beneficie a la madre será un regalo para el bebé”.

Y aunque todo sean beneficios, hay que tener mucho cuidado a la hora de ponernos manos a la obra y seguir unas pautas concretas en una clase especializada para yoguis en periodo de gestación: “Una clase específica para embarazada estará guiada con conocimiento para que la futura mamá se sienta cómoda y segura. Además compartir con otras futuras madres,experiencias y dudas hacen que ese momento de práctica sea muy completo. Si tienen experiencia y son constantes, toda postura podría practicarse, pero en el primer trimestre no se recomienda realizar saltos, ni rebotes constantes de cara al segundo y tercer trimestre, también hay que dejar de lado las inversiones y abdominales y modificar torsiones para hacerlas muy suaves”, nos cuenta Mónica.Está claro que los bebés ya no son un impedimento para ponernos en forma, o al menos, habrá que intentarlo.