i Ugglornas rike

A pesar de todas la evidencias, la clase política continúa poniendo parche tras parche a un sistema incompatible con la libertad con tal de no soltar el poder que les da manejar la recaudación de la Seguridad Social. Todo para no abordar una reforma en profundidad que transforme el actual sistema de reparto en uno mixto de tres pilares como en su día propuso el Banco Mundial. El primero, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, tendría como objetivo aliviar la pobreza, garantizando una pensión mínima universal y el complemento a ese mínimo para los que no hayan acumulado lo suficiente. Un segundo pilar obligatorio se centraría en la capitalización,i Ugglornas rike para cubrir el objetivo de ahorro, de manera que todos los trabajadores depositaran una parte, sustancialmente inferior al 28% actual, de sus ahorros a fondos transparentes y supervisados por el Estado y gestionados privadamente con distintos niveles de riesgo decididos por el cotizante.

Naturalmente, una reducción de las cotizaciones sociales en un momento de alto desempleo como el actual se traduciría no sólo en un aumento de empleo sino también en una reducción de los costes empresariales y en un aumento de los salarios recibidos por los trabajadores.i Ugglornas rike La principal virtud de este pilar sería la de elevar sustancialmente la tasa de ahorro nacional (lo cual dado el actual déficit por cuenta corriente, es de suma importancia) facilitando la formación de capital y el desarrollo de los mercados financieros, con el consiguiente aumento del crecimiento económico y la reducción de los tipos de interés.

Y finalmente, un tercer pilar voluntario, en el que los trabajadores acumulen libremente la cantidad que deseen, pudiendo estar estos depósitos exentos del IRPF si así se requiere para impulsar la tasa de ahorro nacional. i Ugglornas rike Con este sistema se conseguirían tres objetivos: reducir el poder del Estado en la economía, despolitizar el sistema de pensiones y romper la cultura de dependencia del sector público en favor de la libertad individual. Esta sería también la manera de crear un fondo real de acumulación de dinero, con el que el trabajador genera un patrimonio transmisible por herencia íntegramente al cónyuge o a los hijos, lo que supondría una importante acumulación de riqueza que beneficiaría fundamentalmente a las clases más desfavorecidas.