Ugg 3

Puede que algunos no estén muy de acuerdo con esta elección que para agradar a todo el mundo no termina de decantarse por ningún estilo en concreto. Pero la intención, desde luego, ahí está. Y es lo que cuenta. Lleva cuatro décadas subida ala fama y, a punto de cumplir 60 asombrosos años,Ugg 3 desvela los episodios más sorprendentes de tres matrimonios, cinco hijos y una vida que encierra varias. ¿Quién es Isabel, la mujer que se esconde bajo el mito Preysler?El portal en la avenida de Miraflores en Puerta de Hierro, Madrid, ofrece un aspecto infranqueable pero, curiosamente, se abre apenas detecta la llegada de un visitante y accedemos a un largo paseo flanqueado por altísimos cipreses.

Isabel Preysler, su propietaria, se parece mucho a esa puerta: hermética, pero con la extraordinaria capacidad de saber cuándo abrirse y cuándo volver a cerrarse. No es precisamente amiga de entrevistas. “La idea que la gente pueda tener de mí no la voy a poder cambiar… Por ejemplo,Ugg 3 incluso en mi aspecto físico: ayer, mientras hacíamos estas fotos, Jonathan Becker me dijo que parecía muy frágil pero que estaba claro que era muy fuerte”.

Preysler me mira intensamente: “Me dieron ganas de contestarle: ‘¡no lo sabes tú bien!”.Ugg 3 Y culmina la frase con una estupenda sonrisa, la mítica, inimitable sonrisa Preysler. Admirada de cerca, la exquisita hilera de dientes tiene varias propiedades: resguarda, distrae y permite a su dueña seguir adelante con cualquier cosa que piense, organice y disponga. Más tarde estaremos sentados en la biblioteca, el corazón de una de las casas que más curiosidad despierta en Madrid y que cuando se inauguró en los años noventa suscitó estupendos artículos periodísticos que criticaban a su propietaria.