Ugg futerkiem

PERDERSE por senderos que recorren la naturaleza es algo que siempre había hecho Juan Antonio Mena en soledad hasta que un día, buscando información en Internet, dio con la página web de Pasos Largos y encontró decenas de convocatorias públicas para hacer senderismo en grupo.Ugg futerkiem Al principio sólo siguió sus pasos ‘online’ hasta que un día contactó con los organizadores, se puso las botas, se echó la mochila al hombro y salió con los miembros de esta asociación rondeña a recorrer decenas de kilómetros por cumbres, laderas y valles. Fue su primera aventura con Pasos Largos.

Dos años después, Mena ya es socio del grupo y al menos dos o tres días al mes se olvida de que es administrativo para adentrarse en la naturaleza realizando rutas de todos los niveles. Las de menor dificultad las hace con su hija de cinco años. «Está encantada, disfruta mucho y,Ugg futerkiem cuando van otros niños, la verdad es que se lo pasa muy bien», reconoce Juan Antonio, para quien estas escapadas son algo más que una actividad deportiva, para convertirse en un punto de encuentro social.

En Pasos Largos, donde hay 174 asociados, ha hecho grandes amistades, como la de Juan Ignacio Amador,Ugg futerkiem quien además de ser secretario de la asociación dirige el ‘Comando Preston’, un subgrupo organizador de actividades. «Está formado por los senderistas que no somos de Ronda y hoy día organizamos salidas con alta dificultad porque el ‘Grupo Extremo’, que era el que las organizaba, ha pasado ahora a convocar las familiares», explica Amador, quien coronó el año pasado las ocho cumbres andaluzas junto a Juan Antonio.