Uggs for toddlers

No hemos incluido al gato de la familia, Snowball II, porque además de haber muerto y haber sido sustutído en un capitulo (sí, si no están al tanto de la serie a nosotros no nos echen la culpa), los Simpson siempre han sido más de perro. Además, la incorporación de Ayudante fue en uno de los capítulos mas míticos, el primero, y ha sido protagonista de más episodios. Sólo por ese episodio en el que el señor Burns pretende hacerse un abrigo con sus hijos (y sobre todo por su numero musical) ya merece la pena.De ser el estereotipo del típico borracho de bar, Barney pasó a ser el estereotipo de otra cosa: un exalcohólico. Algo mucho más adaptado a los tiempos, desde luego, aunque puede que un poco menos gracioso. En todo caso, el mejor amigo de Homer nos ha dejado momentos para la posteridad como ese poético corto en blanco y negro, aunque de desafortunado título, Pukahontas.

Seymour es uno de los personajes más cómicos (sin pretenderlo) de la serie. Por la tóxica relación con la arpía de su madre, su poca chispa cuando intenta hacer gracia, su capacidad para ser ninguneado por los niños y por su superior… Todavía no sabemos si el hecho de que realmente no sea Skinner, si no Armin Tamzarian, es uno de los mayores aciertos de la serie o todo lo contrario.Patty es la hermana lesbiana de Marge (aunque en uno de los capítulos vive un romance con el director Skinner). En todo caso, fue uno de los primeros personajes de la televisión americana en salir del armario y eso ya es un gran mérito. Lo de su obsesión por McGyver y ser la mujer más antipática del mundo ya es caso aparte.

El nerd por antonomasia. El niño más insoportable y repipi del colegio hasta para los adultos. Eso sí, a Martin hay que reconocerle una cosa: su absoluta fidelidad a sí mismo. Si a él le apetece vestirse de diosa de la mitología o interpretar a una mujer en una obra de teatro, lo hará. Y siempre sabiendo que luego le van a dar una paliza por ello. ¿No es eso en el fondo ser el personaje más libre y fuerte de todos?Antes de nada, digámoslo: parecen hermanos. Una vez dicho esto, los padres de Milhouse vivieron su momento cumbre en el capítulo de su divorcio, Milhouse dividido, aunque años después se vuelven a casar. Kirk nos ha dado auténticos regalos, como ese casette “Me prestas un sentimiento” que graba en plena soltería. Háganse un favor y escuchen esta versión en piano de la canción. Es hasta bonita.